Jarrones de Suelo

Cuando hablamos de jarrones de suelo o de pie, nos referimos a los de mayor tamaño.

Esos que normalmente no encontramos coronando en una mesa o encima de un mueble con unas bonitas flores secas. Son jarrones que llaman la atención por ser grandes y vistosos.

Hablamos de objetos imponentes y con gran impacto visual, por lo que tendremos que elegir muy bien donde colocarlos.

Producto disponible en Amazon.es

    comprar jarron de suelo

    Pulsa para Comprar

     

    Tipos de jarrones de suelo

    Debido a su tamaño, estos objetos los solemos destinarlos a espacios amplios de la casa, como pueden ser el salón, el recibidor o el patio.

    Sin embargo, mucha gente los usa para rellenar espacios vacíos como pueden ser un pasillo o un hueco de escalera.

     

    comprar jarron grande madera

    Pulsa para Comprar

    Podemos distinguir dos tipos diferentes de jarrones de suelo: los de EXTERIOR  y los de INTERIOR.

    Los jarrones de suelo de exterior pueden estar fabricados de diversos materiales pero su característica principal es que sean resistibles a la intemperie; que aguanten los cambios de temperatura y la humedad.   Los más comunes son de cerámica, pvc o acero inoxidable.

    Sin embargo los de interior pueden estar hechos de cualquier material ya que en el interior de la casa no tendrán que soportar condiciones adversas que puedan hacer que se desgasten.

     

    Jarrones de suelo de exterior:

    Los de exterior, más usados en el jardín o entrada de la casa, suelen acompañarse de alguna planta en su interior. Siempre acorde al estilo decorativo que tengamos en nuestro hogar.

    En la foto se aprecia un jarrón grande de suelo con una planta verde en su interior que hace un buen contraste. El color blanco hace resaltar cualquier cosa que metamos en ellos, así como afianzar la elegancia del entorno. Los jarrones de suelo de exterior deben ser de un aire minimalista, sin grandes relieves.

     

     

    Jarrones de suelo de interior:

     

     

    Debido a la altura suelen rellenarse para evitar que se caigan y se rompan en pedazos.

    Normalmente, los de exterior se rellenan de tierra y en ellos se planta alguna maceta real o artificial.

    Por el contrario, en los jarrones de suelo de interiores no se suelen plantar plantas sino que se rellenan con bolas de plástico diseñadas para tal fin.

    Entre las bolas se pueden poner varios detalles decorativos como unas ramas secas, flores artificiales o cualquier cosa que se nos ocurra.

    En nuestra sección de COMPLEMENTOS podrá encontrar varios tipos de relleno como piedras de cristal, canicas de colores, conchas de mar, etc…